Ultimas Noticias

LCM: LAS ENTRERRIANAS EN LOS PANAMERICANOS

agosto 19th, 2015 | by LaCabala
LCM: LAS ENTRERRIANAS EN LOS PANAMERICANOS
Especiales
0

En una nueva entrega del segmento La Cábala Mujer, repasaremos el camino de las atletas y deportistas entrerrianas que disputaron los Juegos Panamericanos de Toronto, en el mes de julio. Son diez mujeres que se desempeñaron en sus respectivos deportes, como triatlón, fútbol, voley, básquet, canotaje, hockey, beach voley; y algunas obtuvieron medallas de oro, plata y bronce.

 

– Victoria Rivero, nacida en Victoria el 22 de septiembre de 1984, corre duatlones y triatlones. En Toronto no llegó a completar la carrera, abandonó en la etapa de bicicleta.

A uno se le infla el corazón cuando lleva la celeste y blanca puesta durante tantos días en un lugar donde te topás con gente de varios lugares y países. Ya es la segunda vez que tengo la posibilidad de representar al país, lo hice el año pasado en los juegos ODESUR y también fue algo maravilloso. Un Panamericano tiene una envergadura muy grande, es la antesala de los Juego Olímpicos.VICTORIA RIVERO

Fue un sueño logrado a base de esfuerzo propio, de la gente que me rodea en Victoria, de los que me apoyaron cuando necesitaba salir a competir fuera de mi p
rovincia. En la largada miraba para los costados  y no podía creer que estuviese ahí, fue algo maravilloso, una experiencia inolvidable; gracias al esfuerzo de luchar día a día, entrenar, ponerle ganas para llegar.

Siento un orgullo muy grande por representar al país, sobre todo a mi provincia y a mi ciudad. Fue todo una sorpresa y una alegría haber clasificado ya que lo hice sin buscarlo. Cambió mucho mi vida desde ese día que me avisaron -cuando faltaba aproximadamente un mes- no tenía las comodidades para entrenar pero fue una sorpresa y un orgullo, hasta el día de hoy  no caigo de haber estado ahí.

 

Las Gladiadoras, la Selección de fútbol femenino, quedaron eliminadas en la fase de grupos con solo un punto, siete goles en contra y tres a favor.

Yael Oviedo - Soledad Jaime

 

– Yael Oviedo, la delantera concordiense nació el 22 de mayo del 92. Comenzó a jugar al fútbol a los 5 años.

Representar al país es lo más lindo que me puede tocar, cada vez que me convocan voy con una sonrisa; y obviamente si quedo en la lista la felicidad es doble. Cada vez que te ponés la celeste y blanca te pasan un montón de cosas por la cabeza, empezás a pensar todo el esfuerzo que hiciste para llegar ahí y que valió la pena, pensás en tu familia, en todo lo que dejás por el fútbol… Pero vale la pena.

Nunca había tenido la experiencia de viajar. En la convocatoria anterior quedé afuera y lo viví desde otro lugar, lo vi por la tele y no fue algo tan lindo para mí pero siempre apoyo a mis compañeras. Esta vez me tocó estar y es algo increíble, cruzarte con deportistas de otras disciplinas te enseña un montón de cosas, aprendes otros  deportes, cómo se manejan y eso está bueno y cada una lo toma.

Me parece que tenemos un grupo joven y que tiene  muchas ganas de seguir creciendo y aprendiendo. Esto fue una buena base para partir,vamos por el buen camino porque las ganas siempre están. Fue una gran experiencia: es algo único e irrepetible, estoy contenta aunque un poco triste porque no se dieron los resultados.

 

– Florencia Jaime, es de Nogoyá y tiene 26 años. Se desempeña en la posición de volante.

Esta vez sinceramente la experiencia fue mala, no tuvimos un buen campeonato. Lastimosamente al fútbol femenino no se le da atención en Argentina y cada vez que viajamos (fuera del continente) se nota mucho la diferencia  de que hay. Se aprende de los errores pero hasta que en nuestro país no nos den más atención, el deporte no va a crecer nunca.

Representar a mi país es un orgullo enorme, creo que es el regalo que una jugadora anhela: entrenar en el club todo el año y que después te convoquen a la selección es un premio. Yo cuando comencé  siempre me puse el objetivo de llegar a la Selección y ahora que llegué, estoy más grande, ya he jugado muchos torneos… Y aunque no se nos dé atención, yo voy con un orgullo enorme porque es mi país.

 

– Lucía Fresco, la jugadora de vóley nació en Chajarí el 14 de mayo de 1991. Las Panteras quedaron en el sexto lugar y Lucía fue la octava anotadora del equipo con 21 puntos.

Fue una experiencia increíble, en lo personal no me esperaba que este torneo sea así. Cuando llegamos ahí estábamos todas sorprendidas de la magnitud de la competencia: es como un mini Juego Olímpico. Si bien el desempeño deportivo no fue el esperado y teníamos expectativas un poco más altas, estar ahí adentro, poder contar con esa experiencia en mi carrera fue sumamente satisfactorio. Nos vinimos todas muy contentas a pesar del sexto lugar porque la Selección femenina no participaba de los Panamericanos hacía 20 años… Las sensaciones después de vivir estos torneos es muy positiva, porque se ve en nuestro rendimiento que vamos por buen camino.

LUCIA FRESCO

Representar al país es siempre un gran orgullo, desde chiquita que estoy en la Selección Menor, Juvenil y Mayor después. Cada vez que suena el himno en cada partido se te pone la piel de gallina. En Chajari la gente me dice “te vimos”, es una sensación sumamente satisfactoria para nosotras que no tenemos en general la popularidad de Las Leonas u otros equipos nacionales.

 

El elenco de básquet, Las Gigantes, culminó en el quinto puesto de la competencia.

GIGANTES

(De izquierda a derecha: Diana Cabrera, Gisela Vega y Celia Fiorotto).

 

– Diana Cabrera nació en Villa Elisa hace 22 años y es una de las destacadas del Seleccionado.

Representar al país, ponerte la camiseta argentina, cantar el himno en otro país son sensaciones extraordinarias. Es un orgullo muy grande poder hacerlo; además estar en una Villa Olímpica, todos juntos donde vivís esfuerzos, alegrías, y grandes emociones es un clima muy especial.

Con respecto al juego en si teníamos todas las ganas de llevar una medalla; en lo personal me sirvió para seguir sumando experiencia, aprendizajes, tener la posibilidad de seguir aportando al equipo y más roce internacional.

 

– Gisela Vega nacida el 14 de marzo de 1982 en Gualeguaychú, comenzó jugando al básquet desde muy chica, paso por equipos tanto nacionales como internacionales en la actualidad se desempeña en  Unión Florida. Con sus 33 años es considerada como una de las mejores jugadoras del seleccionado nacional, y en él ha actuado desde 2002.

Representar al país es algo inexplicable, lo mejor que le puede pasar a un deportista y es emocionante cuando uno escucha el himno, cuando ves a tus compañeras vestidas de celeste y blanco, los sentimientos están a flor de piel.

La experiencia fue maravillosa porque, más allá de lo deportivo, se comparte con otros atletas muchas cosas, lugares comunes, recreación, pueden ver los otros deportes. Es un torneo muy lindo, para disfrutarlo y aun que no pudimos lograr el objetivos de traer alguna medalla, lo disfrutamos.

 

– Celia Fiorotto nació en Gualeguaychú el 2 de junio de 1992. Sus comienzos en el básquet fueron a los 8 años en el club Independiente de su ciudad natal. En 2010 debutó en la Selección.

Fue increíble, es la primera vez que iba a un juego de esta magnitud y fue hermoso estar con otros deportistas de terrible calidad, compartir el hecho de estar ahí. En lo personal representar al país, como siempre, es un orgullo terrible y una felicidad. Trabajamos mucho para estar siempre y poder llegar y formar parte del equipo.

 

– María Magdalena Garro, de Concepción del Uruguay, tiene 26 años y en los Panamericanos logró conseguir la medalla de bronce en canotaje junto a sus tres compañeras.

Mi experiencia fue grandiosa y muy buena. El tercer puesto en el K4 en 500m es algo que sabíamos que se podía dar pero había que hacer los 500 metros y hacerlos bien.  Es muy positivo y nos empuja a ir hacia adelante, seguir mejorando y buscando objetivos.

MAGUI GARRO

Y representar la camiseta es un orgullo enorme, algo que me gusta cada día e ir a una competencia y vestir los colores celeste y blanco me apasiona cada vez que lo hago.

 

– Florencia Mutio, nació en Paraná el 20 de junio de 1984, en los Juegos Panamericanos, ganó la medalla de plata con Las Leonas.

Fue mi primer Panamericano así que lo disfrute muchísimo, fue una gran experiencia poder estar ahí en la Villa Panamericana, donde interactuamos con todos los deportistas, se puede apoyar otras disciplinas e interiorizarse en ella y respirar deporte las 24 horas. Obviamente haber traído una medalla a la Argentina es algo muy lindo.

FLOR MUTIO

Representar al país es un gran orgullo, a mi provincia Entre Ríos, y obviamente a Paraná; se disfruta tener esa camiseta puesta y estar ahí con Las Leonas. Poder otra vez representar a Argentina, dejarla bien arriba del podio y ojalá pueda seguir haciéndolo, porque es lo más lindo que hay.

 

– Ana Gallay, es de Nogoyá y nació el 16 de enero de 1986. Fue la única entrerriana que consiguió una medalla de oro, junto a su compañera Georgina Klug, derrotando en la final a Cuba en tres sets.

Representar al país es lo más lindo que hay, vestir los colores celeste y blanco. Yo lo vengo haciendo hace mucho tiempo y me enorgullece la manera en que lo hicimos.

ANA GALLAY

La experiencia fue sensacional: haber estado en la Villa Panamericana, haber compartido con todos los deportistas de lo más alto de Argentina ahí, comiendo, disfrutando y ni hablar de lo que respecta el juego: es el mejor torneo que hemos vivido, el momento de colgarse una medalla de oro es lo más lindo que te puede pasar.

Comments are closed.