Ultimas Noticias

AMÉRICO PESOA: “CON JUGADORES DE ACÁ HICIMOS UN EQUIPO QUE JUGABA MUY BIEN AL FÚTBOL”

octubre 25th, 2015 | by LaCabala
AMÉRICO PESOA: “CON JUGADORES DE ACÁ HICIMOS UN EQUIPO QUE JUGABA MUY BIEN AL FÚTBOL”
Especiales
2

A pesar de que pasaron muchos años, Américo Pesoa recuerda bien la hazaña de 1978, cuando Patronato ascendió a la Primera División del Fútbol Argentino. En este especial de La Cábala, el ex jugador del Patrón, tan recordado por gran parte de los hinchas, habló sobre lo que fueron los días previos al ascenso, lo que significó jugar en el Nacional y además, dejó algunas perlitas respecto a su opinión del Santo en la actualidad.

 

Por Gabriel Obelar.

 

El 21 de Mayo de 1978, es un día más que recordado por los hinchas Rojinegros de aquella época, sobre todo por cómo se dio el festejo más grande de la historia del club y todo lo que vino atrás. A los más jóvenes, desde chico nos hablaron de ese equipo, con Niki Díaz, Mario Belloni, Julio Solanas y sobre todo, uno de los más recordados, Américo Rubén La Mona Pesoa, uno de los goleadores de Patronato.

No era casual, en esta recta final del campeonato de la B Nacional 2015 de tanta emoción e ilusión para el hincha de Patronato, hablar con un histórico nombre de la institución. Por tal motivo, La Cábala se dirigió hasta el barrio Pancho Ramírez, donde hoy vive el protagonista principal de esta nota, junto a su esposa.

El recibimiento no pudo ser mejor. Américo, muy amablemente nos invitó a pasar al comedor de su casa, donde estaba su nieto mirando televisión. Las charlas sobre fútbol, no tardaron ni dos minutos en llegar.

 

PLATENSE

 

EL RECUERDO

Como era lógico, antes de comenzar a hablar de cualquier otro tema, surgió el recordado año 1978: “A pesar de haber transcurrido muchos años, al ser el primer equipo que ascendimos a jugar a nivel Nacional, la gente tiene un pequeño recuerdo. No sé los chicos, tal vez la gente joven no nos conoce tanto, pero los grandes se acuerdan lo del ‘78”.

Américo Pesoa recordó cómo fue ese antiguo campeonato en el que participó el equipo de Villa Sarmiento, el cual solo duraba cuatro meses, de febrero a mayo: “En esa época se jugaba el Regional, donde primero se definía la parte de Entre Ríos, después Corrientes y Formosa. En menos de dos meses tenías que estar ahí. Ahora los campeonatos son muy largos, hay diferentes equipos que están en la AFA y tienen que participar. En esa época había equipos poderosos”.

En aquel entonces, el Santo compitió en el Regional ante: Gimnasia de Concepción del Uruguay; Libertad de Concordia; Mitre Posadas; Benjamín Matienzo de Goya y Sportivo Patría. Además, el grupo C, perteneciente a la Mesopotamia, lo compusieron también Boca Unidos, Juventud Unida de Gualeguaychú, Ñapindá (Colón) y Sportivo El Dorado.

Sobre lo que significó en ese tiempo disputar ese famoso Regional, La Mona añadió: “Jugar ese torneo era muy importante, representar a Paraná más allá del fútbol local. Nos preparábamos con pre-temporadas muy fuertes. Ahora es más que las de antes; pero dentro de las limitaciones que tenia, hacíamos nuestro sacrificio”.

 

Ya más suelto y compartiendo un dialogó más fluido, el ex futbolista que también defendió los colores de Platense, habló acerca del apoyo de la ciudad en ese año: “Paraná fue de menor a mayor, como en todos los casos, uno entra con la mayor perspectiva pero a medida que se dan los resultados, la gente toma conciencia y va apoyando al equipo”.

-¿Qué significó para Patronato disputar ese campeonato corto, pero que trajo muchas satisfacciones?

-Patronato significó mucho, fue uno de los representantes más importantes de la ciudad. Anteriormente lo fue Atlético Paraná, en la época del ‘74, ‘75, era un equipo imbatible. Patrón entró a buscar jugadores que sobresalían en equipos más chicos, por ejemplo Julio Solanas de Ministerio, yo de Peñarol… Así empezó, con gente de acá, hasta que con el trabajo se llegó a lo que se llegó.

-¿La clave de ese equipo para lograr el ascenso?

-Uno siempre habla del grupo humano, pero como todos éramos vagos y muy unidos, eso nos llevó a nosotros. Además, se trajeron grandes jugadores como Belloni, Solanas, etc., y se buscó de acá, no de otros lados; eso fue importantísimo para la ciudad.

-Dentro del torneo, ¿Cuál fue el partido más complicado o el que más recordas?

-La parte más difícil… te diría que tuvimos un escollo muy complicado con un equipo de Corrientes, que habíamos ganado allá 2 a 1, sobre la hora. Acá íbamos cero a cero, nos quedamos con dos menos y se nos vinieron, ese partido lo sufrimos. Cuando pasamos esa parte, nos empezamos a concientizar que podíamos dar el batacazo y podíamos llegar.

 

Pero no solo se refirió a ese partido, sino que además, recordó a la final con Sportivo Patría: “Fue brava”, la definió.  Luego, siguió rememorando: “Empezamos perdiendo 2 a 0, pero con buen fútbol y metiendo de una forma infernal, lo dimos vuelta. Fue impresionante como se corrió. La gente alentó, porque sabía que el equipo estaba dejando todo, así nos fuera mal. Cuando lo damos vuelta y ganamos 4 a 2, con varias oportunidades más con Niki Díaz que era imparable, conmigo por derecha y Solanas arriba, fue increíble”.

Y en cuanto al partido de vuelta, sostuvo: “Cuando vamos a Formosa, fuimos con otra mentalidad, de jugar al futbol y cuidar el resultado. Se jugaba muy bien al fútbol”, expresó.

 

El equipo del ascenso 1978: Enrique Ibarra; Edgardo Ceballos, Eduardo Vicente, Eduardo Lell, Armando Sosa, Alberto ‘Pulga’ Ríos, Luis Brunengo, Julio Solanas, Américo Pesoa, José ‘Niki’ Díaz y Mauricio Escobar.

El equipo del ascenso 1978: Enrique Ibarra; Edgardo Ceballos, Eduardo Vicente, Eduardo Lell, Armando Sosa, Alberto ‘Pulga’ Ríos, Luis Brunengo, Julio Solanas, Américo Pesoa, José ‘Niki’ Díaz y Mauricio Escobar.

 

LA LPF

Ente sus palabras de ese momento, y con el recuerdo de todo lo vivido, una pregunta surgió en el instante, ya que en varias ocasiones reiteró lo que significó para él que todos los jugadores fueran de nuestra ciudad y se desempeñaran en la Liga Paranaense de Fútbol.

-¿Fue el mejor momento de la Liga en ese entonces?

-Con ese equipo se fue una parte de la Liga, pero creció mucho, se levantó. Después me fui afuera, pero en ese transcurso hubo problemas con los clubes y la Liga, se suspendieron campeonatos. De todas maneras había que poner un representante de la liga para jugar y entró Ministerio, a mí me llamaron y jugué. Recuerdo que eliminamos a un buen equipo de Santa Fe pero había tantos problemas con los papeles que nos ganaron por protesta. De ese momento, se retrocedió diez años.

 

EL NACIONAL

Con el paso de los minutos, nos quedamos solos en el comedor de su humilde y cálido hogar, donde de lo que más se habló, en una charla que se asimiló a la de un padre a su hijo o un abuelo con sus nietos, fue del tan mencionado Nacional de 1978.

Primeramente contó cómo fueron esos primeros días de entrenamientos y las aspiraciones del grupo de jugadores: “Se mantuvo la base de todo el equipo. El Doctor Gan quería jugar con todos jugadores de acá. Buscó de los que habíamos participado en el Regional, fue mirando y trajeron un par de jugadores más de distintos equipos, como de Corrientes”.

 

Pero la parte en que chocaron los sentimientos de Américo, fue el momento de hablar sobre aquellos partidos con los grandes del fútbol argentino…

“Jugar con Boca, River, Independiente, los equipos grandes, uno se ilusionaba con hacer un buen partido. En ese entonces, Boca jugaba la Copa Libertadores y tenía un gran equipo, salió campeón del mundo; Mario Sanabria, Mouso, Perotti, etc. Cuando jugamos acá, la cancha de Patronato quedó chica. Nos ganaron dos a cero pero uno mira el resultado, y si terminaba cinco a dos a favor nuestro estaba bien. Me acuerdo que ese partido jugó Corona, entró en el segundo tiempo, además Niki Díaz tiró dos remates que dieron en el palo y López, el arquero suplente de Gatti, tapó pelotas infernales”.

 

Patronato 0 - 2 Boca

Patronato 0 – 2 Boca

 

En esa época, Chacarita Juniors también estaba en Primera y en la misma Zona que el Negro de calle Grella, por lo que también fue motivo de recuerdo del histórico volante Rojinegro:

-“¡Lo que se jugó con Chacarita!, fue un partido de 5 a 4, ida y vuelta. Patronato jugó con un nivel bárbaro. Después del partido veníamos escuchando los comentarios de los periodistas de Buenos Aires y decían que Patronato se pareció al Holanda del ’74, por como jugamos. No lo podíamos creer”.

 

Rememorando aquella vez que Alejandro Fabri, en La Cábala, lo recordó, salió una linda anécdota de ese partido, que muy bien recuerda Pesoa, en la capital nacional:

-“Venía jugando de volante por derecha, con tres partidos perdidos injustamente, donde podíamos ganar o empatar, pero pagábamos precio a la inexperiencia. Nos ganó Huracán 2 a 1, con Houseman y Babington. Fuímos a la cancha de Platense, se hizo una modificación del equipo, donde jugué de win derecho y fue un partido donde yo mismo me sorprendí cómo jugué. Agarraba la pelota y gambeteaba a tres o cuatro e hice un gol de tiro libre”.

 

ACTUALIDAD

El mismo protagonista dio el pie para saltar a la actualidad y hablar de este Patronato, del año 2015.A través de su experiencia, no dudó en hablar respecto al día de hoy y esta posibilidad de luchar por un posible nuevo ascenso del Patrón a la máxima categoría del fútbol argentino.

“No creo que vaya a sufrír la inexperiencia”, dijo y explicó el porqué: “Patronato tiene jugadores que han jugado a otro nivel y en otras provincias, vienen con otra mentalidad”.

 

-No sé si vas a la cancha o no, pero… ¿Cómo ves a Patronato?

-He ido dos o tres veces a la cancha, pero siempre lo veo por televisión. La verdad no juega bien, hay que reconocerlo, pero saca resultados. El equipo está solventado en la defensa: Bértoli anda muy bien, Andrade ñp mismo; el mediocampo lucha, pero le falta”. Enseguida, dejó un espacio para recordar: “En nuestra época jugábamos con un enganche, ahora no; cambió mucho el fútbol. Era muy difícil perder acá, en Paraná se ganaba y después buscabas un resultado afuera. Ahora se perdieron algunos puntos importantes en el Grella”.

-Cuando ves a los medios nacionales hablar de Patronato ¿te recuerda a la época en que ascendieron y lograron ganarles a los equipos importantes?…

-El periodismo también cambió mucho -acotó-. Antes le hacías un gol a River o Boca y pasaba, ahora no, la televisión y el resto de los medios viven del fútbol, la gente muy está pendiente de eso. Se habla mucho y los sponsors también juegan un papel importante”.

 

Pareció como si se diera un autopase para hablar sobre el tema económico de la actualidad en el ámbito deportivo: “Es difícil ganar el dinero del futbol en otro lado. Antes jugábamos y no ganábamos nada. Te comprabas algunas cositas, con el tiempo tal vez un auto y con el sueldo vivías. Ahora jugas profesionalmente un año y ya tenés casas, autos, ahorros, etc. Cambió mucho el fútbol económicamente”.

 

En la recta final del diálogo más que confortable con el mismo Américo del que tantas veces escuché hablar por su juego en las canchas de fútbol, se dio una linda oportunidad para realizar algunas otras, por decirlo de alguna manera, comparaciones, con todo lo difícil e impreciso que ello implica en cualquier ámbito de la vida.

 

-Patronato pelea por un posible ascenso a Primera División. A pesar de que falta, ¿Qué diferencias hay entre este Patronato y el que ascendió en el ’78?

Ojala ascienda, por el bien de Paraná. Pero la diferencia es que vienen muchos jugadores de afuera. Eso hace que el que no es de acá, si juega mal, se va y punto. En nuestra época, si nos iba mal, al otro día tenías que trabajar y dar la cara. Acá vienen, cobran un buen sueldo, juegan bien o mal y se van, antes era todo de Paraná -enfatizó-. El equipo nuestro jugaba muy bien al fútbol, si hubiera aguantado un año más, le hubiera dado grandes satisfacciones a Paraná.

 

-En este Patronato ¿Cómo sería el Américo Pesoa de la vieja época?

No me se elogiar yo, pero te puedo dar una comparación con otros jugadores. Ahora no encontras un (José) Niki Díaz; los delanteros de Patronato están lejos de él. No te hablo de mi o de Mario Belloni tampoco, porque es difícil encontrar un jugar que meta y juegue bien; o un Toti Bruneli, inteligente, con cambios que era difícil que erre. Ahora todo es más físico. Es muy difícil comparar porque ha cambiado mucho todo”.

 

Américo en Plantese junto a Jorge Comas, a quien definió: "uno de los mejores jugadores de la ciudad”.

Américo en Plantese junto a Jorge Comas, a quien definió: «uno de los mejores jugadores de la ciudad”.

 

RECONOCIMIENTO

Se nota en la gente que entró al negocio de su casa durante los largos minutos que estuvimos compartiendo, que puede ser un vecino más, como cualquier otro, pero muchos recuerdan con especial entusiasmo el nombre de Américo Pesoa.

 

-Me imagino que la gente te entrega un cariño especial, al reconocerte y por haberle brindado tanto, como tus compañeros, a la ciudad…

-Tal vez eso lo decís vos y lo veo en la gente que me reconoce, Monita acá y allá. La gente más grande lo vivió, pero la de ahora capaz me conoce por algún comentario. Pero me pone contento, porque creo que hice las cosas bien, no se futbolísticamente , pero sí como persona.

 

Son días de definición y en esta semana sin fútbol por las elecciones, no estaba mal recordar aquella antigua época en la que Patronato, llegó al techo del fútbol argentino. ¿Se repetirá?.

2 Comments

  1. carla says:

    Que grande mi padrino. Te amo campeón

  2. mario says:

    Que linda y emotiva nota. Cómo olvidar a «la mona» ibarra, «al loco» ceballos, «al eduardo» vicente, «al hijo» lell, «al armando» sosa, «a la pulga» ríos, «al toti» brunengo, solanas, «la mona» pesoa, «al niki» díaz, «al cabezón» escobar y tantos otros grandes de nuestro futbol. En la foto del equipo, la tribuna es la de calle ayacucho y había un sponsor vinos franja amarilla (el que tomaba mi viejo). la pucha que quedan lindos estos recuerdos, tenía 9 años (en el 78). antes y ahora admirador de aquellos gladiadores.