Ultimas Noticias

LCM: ESTELA BÉRTOLI, LA MADRE DEL ÍDOLO

noviembre 11th, 2015 | by LaCabala
LCM: ESTELA BÉRTOLI, LA MADRE DEL ÍDOLO
Especiales
0

En una nueva edición del segmento La Cábala Mujer, tuvimos la oportunidad de conocer a la madre de Sebastián Bértoli, arquero de Patronato. Quien nos contó mediante sus ojos y vivencias, las diferentes etapas en la carrera del ídolo rojinegro.

 

La iniciación deportiva en su hijo se dio muy joven, y practicaba dos: fútbol en Universitario y básquet en Estudiantes. «Durante un año hizo las dos cosas al mismo tiempo, iba a tercer grado y se atrasó con algunas materias. Así que le dije que tenía que elegir -yo prefería el básquet-, y él me dijo que como a mí me gustaba iba a seguir eso, pero le pedí que eligiera lo que realmente quería, y se decidió por el fútbol», comenta Estela.

 

Sebastián comenzó a jugar al fútbol a los 8 años, en Universitario; su madre cuenta que fue en un partido durante un día lluvioso el primero en que su hijo se desempeñó en el arco y siguió allí; «al principio jugaba de ocho, pero él dice que no servía en esa posición».

 

A los 13 años, su hijo fue fichado en las inferiores de Newell’s Old Boys, Estela cuenta cómo vivió como madre el hecho de que Seba se fuera a otra ciudad a desarrollarse: «Siempre lo fuimos a ver en Rosario, después pasó por Racing -cuando tenía 17 años, ya más grande- y entró de titular enseguida. Pero nosotros no teníamos a nadie en Buenos Aires que se pudiera hacer cargo de él. Seba estaba en la pensión, allí sólo vivían los titulares; al poco tiempo él se lesionó la rodilla y dejó de estar en la pensión, teniéndose que volver a Paraná».

ESTELA BERTOLI 2

«Como le fue bien, y venía de Newell’s y Racing, fue llamado de Villa Libertador, de ahí tengo gratos recuerdos, jugaban en la provincia y después viajaron a Misiones -era para ascender al Federal B actual-. Siguió ahí hasta que un día lo fueron a buscar de Patronato, y hoy hace como 12 años que esta en el Club. Con mi marido como padres estamos muy felices y orgullosos de Sebastián, primero como persona e hijo, y luego por lo deportivo».

 

Su hijo ha tenido oportunidades de irse de la ciudad para jugar en otros clubes, de la categoría y hasta de Primera División, sin embargo ha elegido quedarse en Paraná. Estela cuenta que es muy familiero y que siempre le dio mayor importancia a estar con su familia. Como mamá desea que Seba consiga el ascenso, para que cumpla el sueño de llegar a Primera; además relata que ella ahora lo vive con más calma, pero en las temporadas del Argentino B y A, y el posterior ascenso a la B Nacional sufrió muchos nervios.

 

Uno de los momentos más relevantes en la carrera de Bértoli fue el partido ante River, en cancha de Colón de Santa Fe. Su madre nos dijo que a ella lo único que le importaba era que su hijo ganara. Además comenta que le llena de orgullo el reconocimiento de la gente para con Sebastián, y pone énfasis en los más chicos, que le piden autógrafos y se sacan fotos con el ídolo. «Me hace feliz ver como lo quieren».

 

«La relación con Sebastián es muy pero muy buena, siempre fue y es muy compañero y protector, un muy buen hijo. De chico era vago, inquieto, andariego, nunca se quedaba quieto, siempre estaba jugando y descansaba sólo cuando dormía», narra Estela entre risas.

 

Sin borrar su sonrisa cuando habla del orgullo que es su hijo, nos dejó una anécdota de la cual el arquero rojinegro siempre se acuerda: «Como yo no quería que juegue al fútbol y él ya se había decidido, me pidió que le compre unos botines y le traje unos re grandes, se lo hice para que no quiera jugar. Al día de hoy se acuerda y me dice que parecía cada uno un pan flauta».

 

Estela cerró con un concepto del sacrificio que implica el que su hijo haya elegido esta profesión: «El jugador de fútbol deja muchas cosas por el deporte -él por ejemplo, se perdió del casamiento de su hermano-, pero Sebastián es muy trabajador y ésta fue su decisión».

Comments are closed.