jueves 3 de diciembre de 2020

Escuchá La Cábala en vivo

El mal momento de los clubes paranaenses

La situación de los clubes paranaenses es muy complicada. La falta de actividad hace que los ingresos sean escasos, y en algunos casos, nulos. En el siguiente informe conoceremos en qué situación están las instituciones deportivas de la ciudad que piden a gritos alguna ayuda estatal.

Los clubes de Paraná en un mal momento
Imagen ilustrativa: Estadio Pedro Mutio (Atlético Paraná).

 

A raíz de la situación sanitaria de público conocimiento, muchas actividades fueron suspendidas, entre ellas los eventos deportivos. Por eso, los clubes paranaenses se ven muy afectados, teniendo que recurrir a sus pocos ahorros para sanear las deudas. Del Estado solo reciben un decreto que prohibe el corte de servicios públicos.

Atlético Paraná, Belgrano y Sportivo Urquiza son de las instituciones más importantes en el mundo del fútbol paranaense. La V Azulada está solventando las deudas con plata ahorrada, la cuota no se está cobrando y los colaboradores de club están manteniendo las instalaciones. La institución deportiva de La Floresta está más enfocada en el trabajo social, ya que lleva a cabo la entrega de la Copa de Leche los lunes, miércoles y viernes.

El Decano, por su parte, está al día, pero complicado. La cuota ha mermado y los sponsors no están pagando debido a la falta de competencia, eso sumando al plantel profesional que mantiene el equipo en el Torneo Regional.

Por el lado del Mondonguero también está difícil. El mayor ingreso es la cuota societaria, que ya venía complicada desde febrero. Desde la institución denuncian que los beneficios están siendo para los clubes de mayor poder adquisitivo y que se está dejando de lado a los clubes de barrio. En este sentido, aseguran que debe salir un plan de ayuda económica directa o más subsidios de impuestos.

 

Otras instituciones de la ciudad

Palermo es otro de los clubes paranaenses que se encuentran en una situación muy complicada ya que directamente no está teniendo ingresos y se les están atrasando el pago de servicios. Desde el club del barrio Rocamora afirman que las cuotas siempre fueron mínimas, pero que ahora son nulas.

Esta situación no solo afecta a clubes destacados en el ámbito del fútbol. En otros deportes la cosa es igual.

Olimpia, Ciclista y Talleres se destacan por su labor en el básquet. En el CAO están muy preocupados por el momento; el Verde asegura que la cuota no alcanza para pagarle a los empleados del club y que algunos profes han resignado su sueldo, a otros se le paga un porcentaje alto. Por el lado de Talleres la situación tampoco está nada fácil, con mucho esfuerzo se pudo pagar los sueldos de abril y se han implementado distintos medios de pago online.

El único caso que encontramos de un club sin mayores preocupaciones es Rowing. Desde la institución Remera aseguran que los sueldos están siendo cumplidos porque el club está saneado y prolijamente administrado. Sin embargo, la realidad económica de esta institución es totalmente distinta a la de la mayoría de clubes de barrio de Paraná.

En líneas generales, la mayoría de los clubes de la ciudad están muy comprometidos económicamente, gastando ahorros y viviendo el día a día. Lo mejor para ellos sería que vuelvan las actividades pero ante esta imposibilidad esperan que el Estado pueda brindarles alguna asistencia económica de urgencia.

Cualquiera de las dos opciones hoy pareciera ser muy complicada.

 

Por Nicolás Pross.

Te puede interesar

El dificil momento institucional de Los Toritos de Chiclana

Diego Cerrudo, hincha y ex futbolista de Los Toritos, dialogó al aire de La Cábala …