sábado 6 de junio de 2020

Escuchá La Cábala en vivo: de lunes a viernes de 12 a 14 horas

Walter Andrade: «Habíamos tocado el cielo con las manos»

A diez años del ascenso de Patronato a la B Nacional, uno de los referentes del Rojinegro habló con La Cábala. Recordó ese momento, la llegada a Primera División y también habló sobre su actualidad y el futuro.

 

En el Grella, Patronato ascendió a la B Nacional el 19 de mayo de 2010. (Foto: Jano Colcerniani).

 

La noche del 19 de mayo de 2010 será inolvidable para todos los hinchas de Patronato. También lo es para los amantes del fútbol de la ciudad, que vieron cómo se dio la llegada de una institución paranaense a la segunda división del fútbol argentino. De aquel equipo (como en anteriores y posteriores) uno de los máximos referentes fue Walter Andrade.

El Negro charló con La Cábala y recordó aquel ascenso en la temporada 2009/2010, cuyo reducido se definió ante Santamarina de Tandil, en el Grella. «Fue un campeonato larguísimo en el que hicimos un campañón. El condimento especial que tuvo ese año fue también la presencia de Gimnasia, al que le ganamos cuatro de los cinco clásicos que tuvimos», rememoró.

En la misma línea, puso énfasis en las sensaciones que le generó ese momento en su vida deportiva: «Hoy estamos por cumplir cinco años en Primera, pasaron muchas cosas lindas en poco tiempo. Pero en ese momento al ascender a la B, parecía que habíamos tocado el cielo con las manos».

«Era un logro que el club buscaba hace décadas. Haber pisado el Nacional B se sintió como que estábamos allá arriba. Hoy, vivimos un buen presente gracias a esos pasos».

Como ocurre con gran parte del plantel y los hinchas, Walter Andrade tiene tan presente el recuerdo de la final con Santamarina como de la semifinal frente a Cipoletti. Sobre esa serie, subrayó: «Hubiera preferido que sea más pareja la definición y sufrir menos con Cipo. Ese partido habíamos quedado muy abiertos, ellos estaban bien cerrados. Podría haber salido por cualquier lado. Marcelo (Fuentes) me pide que vaya para arriba y me hacen un penal muy infantil para ser una final. Después Seba (Bértoli) se consagró en los penales. Con Santamarina, en cambio, demostramos que fuimos superiores los 180 minutos».

Consultado sobre las diferencias entre los equipos y temporadas de los ascensos a la B y a Primera, el defensor explicó: «Son distintas categorías y campañas. En el Argentino A estaba Gimnasia y en la B Paraná, es decir que tuvimos clásicos en ambos ascensos. También pasó que el semestre anterior sufrimos, pero al año siguiente tuvimos revancha».

Luego, añadió: «El que se conformó con Delfino tenía hambre, ambición; estaba unido, con las mismas características del equipo de Fuentes. El que ascendió a Primera fue un gran equipo y lo demostró en la final, cuando logró el ascenso. Fue un partido perfecto en el que les entramos por todos lados. Tal vez por ese recuerdo, me quedaría con ese».

«Cuando estas adentro las circunstancias te van llevando. Diez años después de ese ascenso siento mucho orgullo. El día de mañana cuando cuelgue los botines me sentiré tranquilo», culminó el Negro.

Walter Andrade Patronato

«Me gustaría tener revancha»

En otro momento de la charla, Walter Andrade habló de su presente. Además de opinar que su mejor momento futbolístico fue en la Temporada del Nacional B en la que se logró el ascenso a Primera, puso algunas dudas sobre su continuidad.

«Cuando me lo preguntaron por primera vez hace unos días no desarrollé mi respuesta y quedó un poco confuso», aseguró. Luego, expresó: «Los futbolistas no sabemos ni cuándo vamos a arrancar. Lo que sabemos a día de hoy es que tenemos contrato hasta junio. Despúes no sabemos si va a seguir el cuerpo técnico, por ejemplo. Hay mucha incertidumbre».

«No sé qué pasará si no se renueva. Me sería difícil salir a esta altura de mi vida, con 35 años. Tendría que ser cerca, son las reglas de juego de todo laburante», aseveró.

«Quiero seguir jugando porque quiero revancha. No me tocó estar adentro pero desde donde estuve sé que sumé; el grupo sabia adonde iba y todos empujamos hacia el mismo lado».

Sobre esta última SuperLiga, mencionó: «Con Mario (Sciacqua) arranqué jugando y me sacó sin argumentos (NdR: después del partido ante Boca). Pasaron cosas en el vestuario que no voy a ventilar pero estuve seis meses sabiendo que no iba a jugar. Pensaba en irme en diciembre porque no me sentía cómodo».

«Con Gustavo (Álvarez) trabajamos de buena manera. Es un trabajador serio. Ojalá se llegue a un acuerdo para que continúe. No tuve oportunidad de jugar con él porque la lesión me jugó una mala pasada, ni siquiera se dio en Copa Argentina. Si él continuara y quisiera, me gustaría tener la revancha porque siento que puedo hacerlo bien», cerró.

Mirá también

Elecciones Patronato

Crónica de las elecciones en Patronato

La pandemia que agobia al mundo, no solo paró toda práctica de cualquier disciplina deportiva sino que postergó las elecciones en Patronato.