sábado 4 de abril de 2020

Escuchá La Cábala en vivo: de lunes a viernes de 12 a 14 horas

Dominó de principio a fin

Echagüe superó a Central de Ceres por 94-84, en un partido que lo vio controlando las acciones durante prácticamente todo el desarrollo del juego. Sergio Rupil, con 16 puntos, fue el máximo anotador en el vencedor.

En un buen partido colectivo en líneas generales y sin afrontar baches pronunciados, Echagüe volvió a demostrar su poderío en condición de local y se quedó con una nueva victoria en el Butta. Esta vez parecía que iba a marcar terreno desde el inicio mismo del juego, con una sólida defensa y paciencia en ataque, pero Central mantuvo la paridad. Sobre la chicharra (en un denominador que sería costumbre a lo largo del juego) Ignacio Fernández convirtió una bandeja que cerró el primer chico con el electrónico igualado en 15.

El segundo, arrancó a los bombazos y eso favoreció al dueño de casa que aprovechó a un encendido Alan Moreno y buenos movimiento en la pintura de Laureano Zalio para volver a escaparse (30-22). Las defensas en zona habilitaron los lanzamientos de larga distancia y con el correr de los minutos, la efectividad de ambos bajó considerablemente. De todos modos, el AEC mantuvo su diferencia de ocho incluso al llegar al entretiempo (40-32) gracias a un triple de más de siete metros convertido por Moreno, cuando se quedaba sin tiempo en el reloj de juego.

Los últimos antecedentes marcaban la preocupación por ver cómo salía Ecahgüe al tercer cuarto. Es que el regreso de los vestuarios le costó más de la cuenta en sus recientes presentaciones pero esta vez pareció una continuidad del segundo. Una bomba de Fernández y otra de Rupil le dieron confianza al Negro. Tras esas conversiones, el AEC mostró buena movilidad de balón pero le costó llegar al gol y pagó caro una repetición de desatenciones defensivas. Cuando corrigió esas fallas, se le abrió el aro y marcó una máxima de 11 gracias a dos triples consecutivos de Carnovale y Fernández. Con la ciclotimia propia del partido, a ese buen pasaje le siguió una sequía ofensiva por faltas en ataque y malas decisiones. Fue entonces cuando atrás el local se hizo fuerte, permitió pocos tiros y caso ninguno con comodidad. De esa manera, cerró el cuarto ganancia por 66-55, nuevamente con un triple sobre la chicharra, esta vez de Oprandi.

La tónica no varió en el amanecer del ultimo cuarto. El AEC defendió con criterio, mantuvo eficacia desde los 6,75 y tuvo en la pintura a un preponderante Zalio que se adueñó de los rebotes en ambos aros. Con esa combinación y el aliento de su gente, estiró la máxima hasta 16 (76-61). Haag fue la solución ofensiva de la fusión que ensayó una presión alta para descontar pero el dueño de casa la rompió con facilidad y consumió varios segundos por ofensiva. Si bien en el cierre su rival se acercó a fuerza de triples, la victoria no peligró en ningún momento y finalmente se dio por 94-84, con un Echagüe plagado de juveniles en cancha.

Con esta los de Bonell llegaron a cinco triunfos al hilo en casa, para afianzarse en el quinto lugar de la tabla, a seis partidos del final de la fase regular. El próximo compromiso será dentro de nueve días, cuando afronte la gira por Villa María y Mendoza, para enfrentar a Ameghino y Rivadavia, respectivamente.

-SÍNTESIS-
Echagüe 94-84 Central Ceres.

Parciales: 15-15 // 40-32 (25-17) // 66-55 (26-23) // 94-84 (28-29).

Árbitros: Chávez, Leyton y Ratto.

Estadio: Luis Butta.

Estadísticas completas AQUÍ.

Tabla de posiciones: AQUÍ.

Foto: Prensa Echagüe.

Mirá también

Olimpia ganó y recuperó la punta

Este viernes 6 de marzo, el azulgrana superó a La Unión de Colón por 91 …